De la melancolía de Espido Freire. Reseña

Ressenyes 3 mins, 17 segs
Mariola Nos Mateu

De la melancolía de Espido Freire. Reseña Mariola Nos

De la melancolía de Espido Freire. 

Espido Freire

Mariola Nos Mateu

La última novela de la escritora Espido Freire De la melancolía aborda temas tan de actualidad y tan humanos que, nada de lo que cuenta nos puede resultar ajeno. 

“La normalidad atrae poca atención y menos piedad” 

Pero la autora si reclama nuestra atención hacía esa normalidad, que lo es por tantas veces oída o tantas veces vivida. 

Elena y Sergio representan esa pareja convencional, que funciona prácticamente por inercia en época económicamente boyante y que se desmorona cuando esta acaba. Podrían ser cualquiera. Nos son conocidos y reconocibles. El detonante de no poder tener hijos será la excusa perfecta para que Sergio, tras 20 años de matrimonio, abandone a una dócil y conformista Elena, que se sumirá en una profunda depresión o melancolía,  ante lo que veladamente intuía. Todo muy normal, todo muy cotidiano y todo muy duro. 

Empezó la melancolía, no de pronto, como imaginaba yo, sino como un rumor muy lejano, nada claro. Un eco de algo que apenas se adivina tras la puerta cerrada.

Un glaciar que se quiebra, una barca que no se aleja con la suficiente rapidez. 

Será a partir de su separación y de la necesidad de compartir su piso, para poder sobrevivir  económicamente, que conoceremos a todo el elenco de personajes que acompañarán a Elena en esta historia. Personajes de diversa edad y condición pero con un nexo de unión: vividos. Su primo Eduardo y el tío Lázaro, un exiliado de la guerra civil, que ha conocido lo más terrible y que aportará un punto de relatividad vital. 

Los problemas no son ni grandes ni pequeños -dijo el tío-. Los problemas son y hay que afrontarlos. Cada persona, los suyos. Y cuando se haya saltado uno, llegará otro.

– No hay dolores más grandes que otros—- Quien más ha sufrido entiende mejor al que apenas comienza y no al revés.

Sonsoles, una mujer mayor y sola que, en su época previa al no retorno de la vida, se ve obligada a vender su casa. Vanesa, una joven que no encaja en la sociedad adulta por lo terrible que le resulta. Teresa, perteneciente a una protectora de gatos y desencantada con los humanos y Cristian, el amigo triunfador, imagen perfecta  de la  clase social sin escrúpulos de la época del todo vale, previa a la crisis económica. 

Es De la melancolía un canto a las segundas oportunidades y a la superación. Un toque de atención hacia lo más frágil de nosotros pero también a lo más valioso: nuestra cordura, nuestro equilibrio y nuestra coherencia.

La esperanza por algo es muy quebradiza y si no se ejercita a diario se rompe y a la larga ya no vale. Pero si se mantiene, no importa lo débil que sea, puede salvarte la vida  algún día.

Ha comentado la autora que ella padeció una depresión, así que sabe evidentemente lo que se siente. Pero a la vez, la misma autora no se recrea en el momento de la enfermedad de Elena si no en el momento de su superación, en las claves para lograr dejar atrás la angustia, el llanto y la oscuridad. Y lo consigue sabiéndose vulnerable pero venciendo miedos y adaptándose a sus propias expectativas y no a las de los demás. Reivindicándose. 

Un camino que Elena no hará sola sino de la mano su nueva familia, tan encontrada como elegida, que le obligará a detenerse y a desandar lo vivido. Un proceso de introspección, reflexión y autoafirmación, de paso corto, pero firme. Salir del yo para abrazar en el nosotros. 

Nos acerca Espido Freire en De la melancolía a la cruda realidad de nuestra historia más inmediata, la de crisis económica y sus consecuencias, devastadoras para muchos y todavía vigentes hoy, colocando su enfoque en lo pequeño, en lo cotidiano, en lo personal, en el singular. De la mano unos personajes con los que nos es muy fácil empatizar, recrea la atmósfera adecuada para que, como he dicho al principio, nada de lo humano, nos sea ajeno. De eso se trata. 

Dicen que el contacto con el mal te vuelve perverso, pero yo sigo creyendo que no es así: vuelve malo al que ya lo es. A los demás nos deja la piel más fina, la incapacidad para soportar que a otros les hagan lo que nos han hecho a nosotros. 

De la melancolía. Espido Freire
De la melancolía. Espido Freire

Entrades relacionades

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *