Donde nadie te encuentre, Alicia Jiménez Bartlett.

Ressenyes 6 mins, 10 segs
Mariola Nos Mateu

Donde nadie te encuentre, Alicia Jiménez Bartlett. Ressenya de Katia Torrent.

 

Club de lectura “Espai Mariola Nos”

  1. Donde nadie te encuentre, Alicia Jiménez Bartlett (Enero 2015).

Alicia Giménez Bartlett nació en Almansa, Albacete, en 1951. Estudió Filología Española en la Universidad de Valencia y se doctoró en Literatura Española en la Universidad de Barcelona, donde se instaló con 24 años. Actualmente vive en Vinaròs y Barcelona.

En 1981 publicó un estudio sobre Gonzalo Torrente Ballester y el Ministerio de Cultura la becó para escribir un ensayo publicado con varios autores en 1987. Su primera novela, Exit, llegó en 1984. Obtuvo el premio Femenino Lumen en 1997 por la novela Una habitación ajena. También ha cultivado el ensayo con obras como El misterio de los sexos y La deuda de Eva. En 2011 obtuvo el Premio Nadal por su obra Donde nadie te encuentre, una novela  sobre la vida de la guerrillera del maquis Teresa Pla Meseguer, alias La Pastora.

 En los años noventa creó el personaje de Petra Delicado, la popular inspectora, una mujer resolutiva y, a veces, impertinente. Gracias a Petra –“no acepta presiones de superiores ni familiares”- es la autora de novela negra más relevante en estos momentos de España.  Petra nació con Ritos de muerte (1996), y sus casos siguieron con  Días de perros (1997), Mensajeros de la oscuridad (1999), Muertos de papel (2000), Serpientes en el paraíso (2002), Un barco cargado de arroz (2004),  Días de amor y engaños (2006),  Nido vacío (2007),  El silencio de los claustros (2009), Nadie quiere saber (2013) y Crímenes que no olvidaré, presentada el martes 27 de enero.  En 1999 se estrenó en televisión una serie de 13 capítulos basada en las aventuras de Petra Delicado con Ana Belén en el papel de Petra Delicado y Santiago Segura en el de Fermín Garzón.

 Sus Obras han sido traducidas a quince lenguas, con notables éxitos en Francia, Alemania, Estados Unidos e Italia. Premios: 1997 – Premio Femenino Lumen por Una habitación ajena. 2004 – Premio Internacional “Ostia, mare di Roma” por Una camera tutta per gli atri. 2006 – Premio Women Fiction Festival de Matera Award (Italia) por la Serie Petra Delicado. 2006 – Premio Grinzane Cavour (Noir) a la Mejor Novela Extranjera por Un barco cargado de arroz. 2008 – Premio Raymond Chandler por la Serie Petra Delicado. 2009 – Premio Internazionale Fregene. 2011 – Premio Nadal por Donde nadie te encuentre. 2015 – Premio Pepe Carvalho de novela negra, que recibirá el próximo 5 de febrero.

Estudio de la obra: Donde nadie te encuentre

Argumento. Carlos Infante, un mediocre periodista que intenta sobrevivir en la década de los 50 del siglo pasado en Barcelona, escribe un artículo sobre un maquis apodado “La Pastora” a la que se acusa de 29 asesinatos y que sigue en paradero desconocido. En París, Lucien Nourissier, un psiquiatra, lee el artículo y queda fascinado por el personaje, al que se conoce como mujer (Teresa Plá Messeguer) y como hombre (alias Florencio). El médico acude a Barcelona a entrevistarse con el periodista y le propone una aventura: quiere conocer a La Pastora para estudiar su personalidad. Después del trato, Infante y Nourissier emprenden un viaje por el norte de la provincia de Castellón  buscando al maquis, en un contexto oscuro de represión, violencia y silencios impuestos.

Estructura. El relato se basa en la vida de un personaje histórico, Teresa Pla Meseguer, conocida como La Pastora, que fue inscritapor su madre  con nombre de mujer, lo que marcó su vida y su destino. La historia está estructurada en dos partes, que discurren en paralelo a lo largo de la novela, y cuyo argumento corresponde a las dos voces narradoras que configuran el relato:

1) La historia, narrada por una voz omnisciente en tercera persona, del viaje que emprenden por los pueblos y aldeas del Maestrazgo y dels Ports dos personajes antagónicos: el prestigioso psiquiatra francés y profesor de La Sorbona, Lucien Nourissier, y el amargado periodista español Carlos Infante.

2) La historia de la vida de la Pastora, narrada en primera persona como si fuera una autobiografía, y que se sobreentiende que cuenta a los dos protagonistas.

El grueso del relato recae en la primera narración, mientras que la segunda aporta datos complementarios sobre las peripecias y sufrimientos de la Pastora  y su trayectoria vital, así como su punto de vista sobre su propia existencia y las gentes entre las que vivió. Por tanto,  el eje narrativo  principal ordena las aventuradas incursiones de Lucien y Carlos por los áridos y agrestes montes castellonenses, en los que la dureza del paisaje parece una continuación de la cruda vida de sus habitantes, sometidos a problemas económicos,  políticos y morales derivados de la dictadura franquista (1939-1975).

Personajes. En la novela destaca el contraste entre los dos personajes principales: Lucien,  de familia burguesa, perteneciente a la élite intelectual francesa que vive su profesión con éxito y goza de una estable y feliz vida familiar;  Carlos, un hombre solitario, escritor frustrado,  periodista cínico y amargado por la situación de la España de la posguerra. Lucien viene a España para estudiar un personaje  del mismo modo que analiza a sus pacientes en su consulta parisina, movido por un interés puramente académico y teórico, y que se plantea su viaje  como un paseo dirigido a comprender la patología de La Pastora e incorporar sus investigaciones a su amplio currículo como psiquiatra. Su idealismo y el hecho de haber tenido una vida fácil, le convierten en un hombre ingenuo que está bastante en las nubes y que se sorprende continuamente de la vida de los españoles de la época.  Carlos, por el contrario, se compromete a orientar y guiar a su acompañante motivado exclusivamnete por intereses económicos. Es un hombre de escasos recursos, un superviviente de la guerra civil, que malvive en Barcelona como periodista. La difícil vida que lleva le hacen mirar a su compañero de viaje con una actitud orgullosa y displicente,  impregnada de sorna y sarcástico escepticismo, lo que provoca enfrentamientos entre los dos personajes a lo largo de la novela.

La tensión narrativa se mantiene alta desde el comienzo del relato y se extiende casi hasta el final, sustentada en la posición antitética de los dos personajes. Sin embargo, también se produce una transformación paulatina de ambos, tanto en lo que respecta a la opinión que uno tiene del otro, como en lo relativo al mundo que les rodea y las circunstancias, que les hacen cambiar el rumbo de sus motivaciones iniciales. La novela trasciende la oposición de las dos personalidades, para plantear al lector las enormes diferencias entre dos culturas, dos formas de ser y de pensar, como eran en aquellos años las que separaban a España de Francia y de Europa en general.

¿Quién fue La Pastora?  Teresa-Florencio fue el último de siete hermanos y nació en 1917 en el Mas de la Pallisa, una pequeña casa de pastores en el término municipal de Vallibona (Castellón). Aunque era varón y él mismo dijo más tarde que nunca se sintió mujer, padecía una malormación que afectaba a sus órganos genitales y que hizo que su familia le registrara como mujer con el nombre de Teresa. Tuvo una dura juventud como pastora, casi sin contacto con otras personas. La Guardia Civil mató en 1949 unos maquis que se cobijaban en el Mas del Cabanil. También mataron al dueño, para el que trabajaba la Pastora, que hubiera corrido la misma suerte de no ser porque Jesús Caelles Aymerich, Carlos el Catalán, jefe del XXIII Sector del AGLA, se la llevó a La Senia a casa de su novia, la Nena. Allí La Pastora se corta el pelo, con 32 años se pone por primera vez unos pantalones y se une al maquis. Pero no tenía convicciones políticas, solo quería sobrevivir. Adoptó el nombre de Florencio y pasó veinte meses como maquis con el XXIII sector de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA), por las provincias de Teruel y Castellón fundamentalmente, antes de marchar al Principado de Andorra, donde vivió del pastoreo y del contrabando. Fue delatado y detenido en 1960, acusado de 29 asesinatos y condenado a dos penas de muerte que le fueron conmutadas por 60 años de carcel. Cumplió 17, salió libre en 1977 y vivió en Olocau trabajando para un funcionario de prisiones cuyo caso le conmovió, y que la acogió en su casa como un miembro más de la familia hasta su muerte en 2004. Según la autora, “La Pastora es hija de una España trágica y siniestra”. En la nota aclaratoria del libro, Alicia Giménez Bartlett escribe: Todos los episodios que narra el personaje de La Pastora en su monólogo pertenecen a su biografía real. Del mismo modo, los hechos de otras partes de la novela donde éste interviene son también auténticos. La autora se ha basado en el libro del periodista José Calvo “La Pastora. Del monte al mito”.

 (Katia Torrent Fuertes)

 

Entrades relacionades

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *