Reseña "Julio Cortázar. El cronopio fugitivo". Javier Angosto

Reseña “Julio Cortázar. El cronopio fugitivo”. Javier Angosto

Comparteix aquest post...

    “Cortazar no mató a Manolete”, per Javier Angosto. Reseña “Julio Cortázar. El cronopio fugitivo”.

  Cortázar  no mató a  Manolete

            Tiene que ser duro escribir una biografía de Cortázar de más de 600 páginas y que luego el libro pase sin pena ni gloria. Ante esto hay una solución fácil: recurrir al escándalo. Eso es justamente lo que ha hecho Miguel Dalmau en su libro Julio Cortázar. El cronopio fugitivo. La prueba es que El País enseguida se hizo eco de la publicación de la obra, y rápidamente otros medios de Latinoamérica rebotaron la información.

            Y es que, menos de la muerte de Manolete, de todo le acusa Miguel Dalmau al autor de Rayuela. Veamos sólo algunas de las acusaciones. Según Dalmau, Cortázar en sus años argentinos era un joven clasista al que le repugnaban los peronistas llegados al poder. Si llegó a ser profesor de la Universidad de Mendoza, fue por enchufe. En el plano familiar la atracción incestuosa hacia su hermana era tan fuerte que optó por marcharse a vivir a Francia. A lo largo de su vida tuvo siempre pulsiones suicidas. Cayó en la adicción a la bebida. Y a raíz de un tratamiento hormonal, se hizo también adicto al sexo, convirtiéndose en un amante infiel que vivió de mayor todo lo que no se atrevió a vivir de joven.

            Miguel Dalmau basa sus afirmaciones en interpretaciones que él hace a partir de los textos de Cortázar. Pero, claro, deducir cosas y datos biográficos a partir de los relatos o de los poemas de un autor, o ir más allá de lo que en sus cartas realmente se lee, nada tiene que ver con la investigación filológica y sí, en cambio, con la mera especulación. Dalmau, en su desmedido afán por escandalizar, llega incluso a insinuar que Cortázar cometió una violación por el simple hecho de que el poema está narrado en primera persona. Un error de lesa ingenuidad que bien puede perdonársele a un alumno de 1º de Filología, pero no a alguien a punto de cumplir los 60 años. Con el agravante, además, de que los versos están sacados de contexto: ¿por qué copia sólo el primer cuarteto y no el soneto completo?

https://www.espaimariolanos.com/ressenyes/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *