Etiqueta: Literatura

“Ocho escenas de Tokio“ de Osamu Dazai. Recomendación de Mariola Nos.

Sajalín editores

Ocho escenas de Tokio reúne, por primera vez en castellano, nueve relatos de uno de los escritores con más talento de la literatura nipona del siglo XX. Muy apreciado entre la juventud japonesa, Dazai goza en la actualidad de un reconocimiento equiparable al de ilustres compatriotas suyos como Soseki, Mishima y Kawabata. Aunque más conocido en Occidente por las dos novelas que publicó tras la Segunda Guerra Mundial ―Indigno de ser humano y El declive―, Osamu Dazai mostró a lo largo de toda su vida predilección por el género breve.

«Un espíritu libre que desafió al establishment literario.» New York Times Book Review

«Una figura de culto para la descontenta juventud japonesa.»  Village Voice

Opinión de Mariola Nos.

Descubro este autor, actualmente considerado de culto en la literatura japonesa, de la mano de “Ocho escenas de Tokyo” editado por la editorial Sajalín. Una compilación de nueve relatos que, situados en el género de la  autoficción (o novela del yo), nos acercan a la figura de un escritor atormentado y plagado de adicciones como el alcohol o la morfina que le llevaron incluso a estar confinado en un psiquiátrico. Un escritor que vivió, pese a su corta edad, el periodo de dos guerras mundiales y que acabó con su vida tras el cuarto intento de suicido en 1948. Un doble suicidio, típicamente japonés, junto a su última amante (una viuda de guerra).

Relatos que muestran tanto el proceso vital de un escritor en caída libre como su relación con la escritura. Un desequilibrio no solo vital sino también espiritual, que lo sitúan en el más puro nihilismo existencial en una época en la que se desmoronan los valores tradicionales de la sociedad nipona y se da paso a una tímida modernidad. Ocho relatos desgarradores que a “golpe de martillo” reflejan no solo el inconformismo sino también la desesperación y autodestrucción de este escritor de la denominada generación “Burai”.

La escritura como la búsqueda de sí mismo da cohesión a esta serie de relatos de gran categoría estilística. Una magnífica oportunidad para acercarse a la obra de este valorado escritor japonés cercano a otros más conocidos, por occidentales, como Bukowski,  Carver o Fante. 

Mariola Nos

“Ocho escenas de Tokio“ de Osamu Dazai. Recomendación de Mariola Nos.

Osamu Dazai

“Ocho escenas de Tokio“ de Osamu Dazai. Recomendación de Mariola Nos.

Osamu Dazai (Kanagi, 1909 -Tokio, 1948), seudónimo de Tsushima Shuji, es uno de los escritores modernos más apreciados en Japón. Décimo hijo de una familia acomodada, Dazai estudió literatura francesa en la Universidad de Tokio. Desheredado por su padre a causa de una relación con una geisha de bajo rango y acuciado por su adicción a la morfina y el alcohol, Dazai intentó suicidarse en cuatro ocasiones. Autor de varios libros de relatos y de dos novelas, el reconocimiento no le llegaría hasta la publicación, tras la segunda guerra mundial, de Indigno de ser humano y El declive. En 1948, pocos meses después de la publicación de Indigno de ser humano y una semana antes de cumplir treinta y nueve años, se suicidó con su amante en Tokio arrojándose a un canal del río Tama. Dejó esposa y tres hijos. 


“Cien años de soledad” de García Márquez. Por Mariola Nos

En estos días he estado leyendo Cien años de soledad por tercera vez. Su primera lectura, hace ya muchos años, me impactó y me introdujo de lleno en esa maravilla que es el realismo mágico. Se han aunado los astros para que esto suceda. Mi profesor de ficción del máster de literatura creativa, Guillermo Bursutil,  ha estado hablando de esta corriente literaria en sus clases y nos ha pedido un ejercicio. Gracias. El Covid19 me ha confinado en casa más tiempo del habitual y he podido detenerme un poco más, solo un poco, en alguna de las maravillas que tengo en las estanterías. Y el ejemplar de Random House en ocasión del 50 aniversario de la publicación de Cien años de soledad del 2017, lo es. Lo compré cuando tenía la librería y lo recomendé muchísimo. Las ilustraciones de la artista chilena Luisa Rivera y la tipografía creada por el hijo del autor, Gonzalo García Barcha dotan de un preciosismo absoluto a una novela clave en la historia de la literatura. Una novela que todo el mundo, por cierto, debería haber leído. Si no lo habéis hecho, ya tardáis. 

Esta vez he disfrutado de su lectura de un modo distinto, creo que por la edad. La mía, no la de García Márquez que escribió “Cien años de soledad” rondando él los 40 años. Terminó de escribirla el año que yo nací. Presumo de ello. Me sorprende lo lúcido que tenía que ser Márquez para crear esos personajes tan dispares, singulares y acertados. La familia Buendía me ha acompañado unas cuantas noches antes de conciliar el sueño. Y pese a que cuesta concentrarse por el momento en que estamos, me he sorprendido absorta, riéndome, divertida y apasionada al poder formar parte de esa grandiosa saga familiar. Y no lo dudéis, he sido una más. Y todavía convivo con ellos. Lo haré una temporada, también lo sé. 

El otro día alguien preguntaba en la red a qué escritor te hubiera gustado entrevistar o conocer. Yo hubiera querido ser Xavi Ayén el día que entrevistó a García Márquez. El creador de universos. 

Sinopsis editorial.

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

Con estas palabras empieza una novela ya legendaria en los anales de la literatura universal, una de las aventuras literarias más fascinantes del siglo xx. Millones de ejemplares de Cien años de soledad leídos en todas las lenguas y el Premio Nobel de Literatura coronando una obra que se había abierto paso a “boca a boca” —como gusta decir el escritor— son la más palpable demostración de que la aventura fabulosa de la familia Buendía-Iguarán, con sus milagros, fantasías, obsesiones, tragedias, incestos, adulterios, rebeldías, descubrimientos y condenas, representaba al mismo tiempo el mito y la historia, la tragedia y el amor del mundo entero.

Cien años de soledad de García Márquez
Cien años de soledad

Foto García Márquez: https://www.biografiasyvidas.com/biografia/g/garcia_marquez.htm

”La ridícula idea de no volver a verte” por Mariola Nos

Un libro a mitad camino entre la autoficción y el ensayo, sobre la muerte, el dolor y el duelo.  En él  Rosa Montero intercala su propia experiencia por la pérdida de su compañero de vida, Pablo y la compara con la de la científica Marie Curie, tras la trágica muerte de Pierre, su marido. La pionera de la radiactividad y la primera en recibir dos Nobel en las especialidades de Física y Química, anotó en un diario de apenas 20 páginas sus sentimientos después del fallecimiento de su marido. La escritora lo utilizará para profundizar en la persona de esta relevante y he de decir que también fascinante mujer,  para ahondar en su figura y en cuestiones fundamentales de su biografía.

Su condición de científica, mujer y madre, su ambiente familiar, la miseria y el empecinamiento en lo que para ella era vital y la definía: la investigación, nos mostrará un lado no tan conocido del personaje, gracias a los distintos ángulos en los que la novela nos la presenta.

Una reflexión que invita a ser conscientes del sobreesfuerzo, tenacidad y tal vez, inconsciencia, de esta mujer por la investigación, en un época en el que la conciliación de la vida laboral con la familiar no era tal y  que terminó muriendo en 1934 debido a sus trabajos con sustancias radiactivas.

Un libro muy recomendable en el que Rosa Montero nos acerca no solo a la científica Curie sino también a la mujer Maria Skłodowska. 

Mariola Nos

“La ridícula idea de no volver a verte” de Rosa Montero

Sinopsis Editorial

Cuando Rosa Montero leyó el maravilloso diario que Marie Curie comenzó tras la muerte de su esposo, y que se incluye al final de este libro, sintió que la historia de esa mujer fascinante que se enfrentó a su época le llenaba la cabeza de ideas y emociones. 

La ridícula idea de no volver a verte nació de ese incendio de palabras, de ese vertiginoso torbellino. Al hilo de la extraordinaria trayectoria de Curie, Rosa Montero construye una narración a medio camino entre el recuerdo personal y la memoria de todos, entre el análisis de nuestra época y la evocación íntima. Son páginas que hablan de la superación del dolor, de las relaciones entre hombres y mujeres, del esplendor del sexo, de la buena muerte y de la bella vida, de la ciencia y de la ignorancia, de la fuerza salvadora de la literatura y de la sabiduría de quienes aprenden a disfrutar de la existencia con plenitud y con ligereza. 

Vivo, libérrimo y original, este libro inclasificable incluye fotos, remembranzas, amistades y anécdotas que transmiten el primitivo placer de escuchar buenas historias. Un texto auténtico, emocionante y cómplice que te atrapará desde sus primeras páginas.

Rosa Montero

Rosa Montero

Madrid, España, 3 de enero de 1951

Nació en Madrid. Estudió Periodismo y Psicología. Es autora de las novelas Crónica del desamor(1979), La función Delta (1981), Te trataré como a una reina (Seix Barral, 1983), Amado amo (1988), Temblor (Seix Barral, 1990), Bella y oscura (Seix Barral, 1993), La hija del caníbal (1997, Premio Primavera), El corazón del Tártaro (2001), La loca de la casa (2003, Premio Qué Leer y Premio Grinzane Cavour), Historia del Rey Transparente (2005, Premio Qué Leer), Instrucciones para salvar el mundo (2008), Lágrimas en la lluvia (2011 y 2015) y La ridícula idea de no volver a verte (2013). También es autora del libro de relatos Amantes y enemigos (1998), de varias obras relacionadas con el periodismo, y de los libros infantiles El nido de los sueños (1991) y la serie protagonizada por Bárbara. Su trayectoria periodística ha sido reconocida, entre otros, con el Premio Nacional de Periodismo, el Rodríguez Santamaría y el Premio de Periodismo El Mundo. Su obra está traducida a más de veinte idiomas y colabora en el diario El País. En noviembre de 2017 fue galardonada con el Premio Nacional de las Letras en reconocimiento a su trayectoria novelística, periodística y ensayística.

Reseña “Un día más en el Paraíso”, de Eddie Little. Por José Sahagún Sahagún

Pocas veces he sentido la sensación de desgarro y subidón que he tenido al terminar de leer esta novela. Eddie Little lo ha conseguido con “Un día más en el Paraíso”. La increíble historia de un pobre diablo engullido por la mala suerte de nacer en el sitio equivocado y en el peor de los momentos. Martilleado por una sociedad americana, donde cada golpe le conduce a que, robar y matar se convierta en su medio de vida y las drogas en el cordón umbilical que le permite sobrevivir en medio de una jungla infernal, rodeado de compañeros y novia; efímeros héroes del inframundo.

Un viaje alucinante por el lado oscuro de los seres humanos al mundo de las drogas duras, del sexo duro y de la desesperación, en el que la amistad se convierte en el único recurso para no pegarse un tiro y desaparecer de ese mundo de perdedores.

Una joya que me ha enamorado tanto por su forma de narrar como de construir los personajes que nos presenta. El autor conoce muy bien ese mundo, ya que con 12 años cometió su primer delito y probó todas las drogas existentes. Dio con sus huesos en la cárcel y acabó escribiendo esta, para mí auténtica maravilla. Brutal. 

“Un día más en el Paraíso”
“Un día más en el Paraíso”

Sinopsis editorial. Sajalín Editores

Con tan solo catorce años, Bobbie Prine ocupa su tiempo reventando máquinas expendedoras y gastándose el botín en speed, pastillas y jaco. Tras recibir una brutal paliza de un guarda de seguridad, Bobbie es atendido por el grandullón Mel, médico militar expulsado del ejército por yonqui y convertido en ladrón profesional. Mel y su novia, Syd, acogerán a Bobbie y tratarán de domar su carácter explosivo. Junto a Rosie, la joven novia portorriqueña de Bobbie, formarán un peculiar cuarteto de ladrones y traficantes que actuará en Chicago, Denver, Indianápolis y Los Ángeles. Bobbie aprenderá de Mel el oficio y descubrirá la buena vida, pero también sufrirá el infierno de la adicción y la pérdida de seres queridos. 


El criminal y adicto Eddie Little irrumpió en el panorama literario norteamericano con Un día más en el paraíso (1997), novela de corte autobiográfico sin nada que envidiar a la obra de otros escritores delincuentes como Edward Bunker o Clarence Cooper Jr.

«Dudo que leas otra novela sobre ladrones profesionales tan buena como esta. Eddie Little conoce el mundo sobre el que escribe y lo plasma en el papel con prosa certera… Es la hostia.» Edward Bunker

Eddie Little

Eddie Little

Ahir, al passeig de Vinaròs vam gaudir d’una tarda magnífica escoltant a l’escriptor Victor Del Árbol parlar de la seua darrera novel·la “Antes de los años terribles”. Gràcies a tots per la vostra assistència 💜
Acte organitzat per la Regidoria de cultura.

………………………………………………………………………………

Ayer, en el paseo de Vinarós disfrutamos de una tarde magnífica escuchando al escritor Victor Del Arbol hablar de su última novela “Antes de los años terribles”. Gracias a todos por vuestra asistencia 💜
Acto organizado por la Concejalía de cultura.

Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol

Mariola Nos. “Por encima de la lluvia”

Sabía por Víctor que el siguiente tema para su novela iba a ser el de los niños soldado. Me lo dijo un 28 de octubre de hace un par de años cuando vino a presentar, en la que entonces era mi librería, su última novela “Por encima de la lluvia”. Me acuerdo perfectamente del momento. Bajábamos por las escaleras de la segunda planta con prisas, porque esa noche no podía quedarse en Vinaròs y tenía que volver a Barcelona. “Los niños soldado, Mariola. Cambio de registro y estoy muy en ello, ya verás”. Y justo en ese momento pensé que era un tema para él, aunque no se lo dije. Y explico el porqué.

Sumergirse en la literatura del Víctor del Árbol es adentrarse en situaciones y personajes profundos. Por encima del género donde se le quiera situar, normalmente la novela negra, siempre ha destacado su lado existencialista. Personajes complejos y situaciones límites que obligan a la reflexión. Y no ha tratado temas precisamente fáciles: memoria histórica, maltrato o Alzheimer son algunos ejemplos sustrato de la disertación entre el bien y el mal, la condición humana y los temas fundamentales de la vida de los que a Víctor le gusta escribir, cuestionar y reflexionar. Añade a ello, un buen ritmo, una prosa cuidada y unas referencias y descripciones que te hacen vivir la novela en primera persona. Lo que los personajes sienten, viven o padecen, es lo que tú sientes, vives o padeces. Su historia, se convierte en la tuya. Hasta el final.

Así sucede en esta, su última novela. Antes de los años terribles.

«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

Esta es la historia de Isaías Yoweri, un hombre condenado a olvidar que representa y es la voz de todos esos niños que el ejército Ugandés denominado LRA, dirigido por el iluminado Joseph Kony (acusado por crímenes contra la humanidad y todavía hoy en paradero desconocido) secuestró para convertir en soldados o esclavos sexuales robándoles así su infancia y sumergiéndolos en un horror difícil de asimilar por aquellos que estamos en el otro lado de la vida.

Denunciado este horror en el 2012 por el colectivo “Invisible Children”, Victor del Árbol se suma a estas voces contando una historia que tiene casi todo de real, de la manera que mejor sabe hacer, novelándola. Y es así como consigue que empaticemos con todos los Yoweri existentes. Pero no solo con ellos sino también con una sociedad que ha sufrido y sufre el horror máximo.

Conoceremos la tragedia y la dicotomía moral de esos niños, que son en principio víctimas y que llegan a convertirse en verdugos, de la mano de Isaías, de su hermano Joel, de su amada Lowino y de otros personajes que nos enseñaran la dificultad para elegir el bien en un entorno que viene de por si determinado por el mal. Y entenderemos también la heroicidad de aquel que lucha por huir de la atrocidad. La fuerza interior que es necesaria para no rendirse.

Y es así, contándonos además la historia en dos planos temporales que significan el presente y pasado del protagonista, como Víctor del Árbol nos hace reflexionar una situación que espacio temporalmente nos es tan cercana y que en cambio resulta, para la mayoría, tan invisible.

Me creo al escritor, cuando comenta que África lo eligió a él y no al revés. Me creo totalmente que no pudiera no escribir esta historia cuando se entero de su existencia. Este es un tema del que él puede escribir, claro que si, porque si algo hace bien Víctor del Árbol es escribir sobre aquello que pertenece a la condición humana y no le es ajeno.

Esta historia es su particular “Corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad: “Una experiencia llevada un poco, y solo un poco, más allá de los hechos reales”. En este caso, tal vez, más acá.

Una experiencia que no te dejará indiferente sino todo lo contrario.

https://www.planetadelibros.com/autor/victor-del-arbol/000040255