Etiqueta: Víctor del Árbol

Ahir, al passeig de Vinaròs vam gaudir d’una tarda magnífica escoltant a l’escriptor Victor Del Árbol parlar de la seua darrera novel·la “Antes de los años terribles”. Gràcies a tots per la vostra assistència 💜
Acte organitzat per la Regidoria de cultura.

………………………………………………………………………………

Ayer, en el paseo de Vinarós disfrutamos de una tarde magnífica escuchando al escritor Victor Del Arbol hablar de su última novela “Antes de los años terribles”. Gracias a todos por vuestra asistencia 💜
Acto organizado por la Concejalía de cultura.

Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol
Victor del Árbol

Mariola Nos. “Por encima de la lluvia”

Sabía por Víctor que el siguiente tema para su novela iba a ser el de los niños soldado. Me lo dijo un 28 de octubre de hace un par de años cuando vino a presentar, en la que entonces era mi librería, su última novela “Por encima de la lluvia”. Me acuerdo perfectamente del momento. Bajábamos por las escaleras de la segunda planta con prisas, porque esa noche no podía quedarse en Vinaròs y tenía que volver a Barcelona. “Los niños soldado, Mariola. Cambio de registro y estoy muy en ello, ya verás”. Y justo en ese momento pensé que era un tema para él, aunque no se lo dije. Y explico el porqué.

Sumergirse en la literatura del Víctor del Árbol es adentrarse en situaciones y personajes profundos. Por encima del género donde se le quiera situar, normalmente la novela negra, siempre ha destacado su lado existencialista. Personajes complejos y situaciones límites que obligan a la reflexión. Y no ha tratado temas precisamente fáciles: memoria histórica, maltrato o Alzheimer son algunos ejemplos sustrato de la disertación entre el bien y el mal, la condición humana y los temas fundamentales de la vida de los que a Víctor le gusta escribir, cuestionar y reflexionar. Añade a ello, un buen ritmo, una prosa cuidada y unas referencias y descripciones que te hacen vivir la novela en primera persona. Lo que los personajes sienten, viven o padecen, es lo que tú sientes, vives o padeces. Su historia, se convierte en la tuya. Hasta el final.

Así sucede en esta, su última novela. Antes de los años terribles.

«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

Esta es la historia de Isaías Yoweri, un hombre condenado a olvidar que representa y es la voz de todos esos niños que el ejército Ugandés denominado LRA, dirigido por el iluminado Joseph Kony (acusado por crímenes contra la humanidad y todavía hoy en paradero desconocido) secuestró para convertir en soldados o esclavos sexuales robándoles así su infancia y sumergiéndolos en un horror difícil de asimilar por aquellos que estamos en el otro lado de la vida.

Denunciado este horror en el 2012 por el colectivo “Invisible Children”, Victor del Árbol se suma a estas voces contando una historia que tiene casi todo de real, de la manera que mejor sabe hacer, novelándola. Y es así como consigue que empaticemos con todos los Yoweri existentes. Pero no solo con ellos sino también con una sociedad que ha sufrido y sufre el horror máximo.

Conoceremos la tragedia y la dicotomía moral de esos niños, que son en principio víctimas y que llegan a convertirse en verdugos, de la mano de Isaías, de su hermano Joel, de su amada Lowino y de otros personajes que nos enseñaran la dificultad para elegir el bien en un entorno que viene de por si determinado por el mal. Y entenderemos también la heroicidad de aquel que lucha por huir de la atrocidad. La fuerza interior que es necesaria para no rendirse.

Y es así, contándonos además la historia en dos planos temporales que significan el presente y pasado del protagonista, como Víctor del Árbol nos hace reflexionar una situación que espacio temporalmente nos es tan cercana y que en cambio resulta, para la mayoría, tan invisible.

Me creo al escritor, cuando comenta que África lo eligió a él y no al revés. Me creo totalmente que no pudiera no escribir esta historia cuando se entero de su existencia. Este es un tema del que él puede escribir, claro que si, porque si algo hace bien Víctor del Árbol es escribir sobre aquello que pertenece a la condición humana y no le es ajeno.

Esta historia es su particular “Corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad: “Una experiencia llevada un poco, y solo un poco, más allá de los hechos reales”. En este caso, tal vez, más acá.

Una experiencia que no te dejará indiferente sino todo lo contrario.

https://www.planetadelibros.com/autor/victor-del-arbol/000040255

Victor del Árbol presenta el 26 de juliol a les 20 hores en el Passeig Colom de Vinaròs., “Antes de los años terribles”

Mariola Nos

Sabía por Víctor que el siguiente tema para su novela iba a ser el de los niños soldado. Me lo dijo un 28 de octubre de hace un par de años cuando vino a presentar, en la que entonces era mi librería, su última novela “Por encima de la lluvia”. Me acuerdo perfectamente del momento. Bajábamos por las escaleras de la segunda planta con prisas, porque esa noche no podía quedarse en Vinaròs y tenía que volver a Barcelona. “Los niños soldado, Mariola. Cambio de registro y estoy muy en ello, ya verás”. Y justo en ese momento pensé que era un tema para él, aunque no se lo dije. Y explico el porqué.

Sumergirse en la literatura del Víctor del Árbol es adentrarse en situaciones y personajes profundos. Por encima del género donde se le quiera situar, normalmente la novela negra, siempre ha destacado su lado existencialista. Personajes complejos y situaciones límites que obligan a la reflexión. Y no ha tratado temas precisamente fáciles: memoria histórica, maltrato o Alzheimer son algunos ejemplos sustrato de la disertación entre el bien y el mal, la condición humana y los temas fundamentales de la vida de los que a Víctor le gusta escribir, cuestionar y reflexionar. Añade a ello, un buen ritmo, una prosa cuidada y unas referencias y descripciones que te hacen vivir la novela en primera persona. Lo que los personajes sienten, viven o padecen, es lo que tú sientes, vives o padeces. Su historia, se convierte en la tuya. Hasta el final.

Así sucede en esta, su última novela. Antes de los años terribles.

«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

Esta es la historia de Isaías Yoweri, un hombre condenado a olvidar que representa y es la voz de todos esos niños que el ejército Ugandés denominado LRA, dirigido por el iluminado Joseph Kony (acusado por crímenes contra la humanidad y todavía hoy en paradero desconocido) secuestró para convertir en soldados o esclavos sexuales robándoles así su infancia y sumergiéndolos en un horror difícil de asimilar por aquellos que estamos en el otro lado de la vida.

Denunciado este horror en el 2012 por el colectivo “Invisible Children”, Victor del Árbol se suma a estas voces contando una historia que tiene casi todo de real, de la manera que mejor sabe hacer, novelándola. Y es así como consigue que empaticemos con todos los Yoweri existentes. Pero no solo con ellos sino también con una sociedad que ha sufrido y sufre el horror máximo.

Conoceremos la tragedia y la dicotomía moral de esos niños, que son en principio víctimas y que llegan a convertirse en verdugos, de la mano de Isaías, de su hermano Joel, de su amada Lowino y de otros personajes que nos enseñaran la dificultad para elegir el bien en un entorno que viene de por si determinado por el mal. Y entenderemos también la heroicidad de aquel que lucha por huir de la atrocidad. La fuerza interior que es necesaria para no rendirse.

Y es así, contándonos además la historia en dos planos temporales que significan el presente y pasado del protagonista, como Víctor del Árbol nos hace reflexionar una situación que espacio temporalmente nos es tan cercana y que en cambio resulta, para la mayoría, tan invisible.

Me creo al escritor, cuando comenta que África lo eligió a él y no al revés. Me creo totalmente que no pudiera no escribir esta historia cuando se entero de su existencia. Este es un tema del que él puede escribir, claro que si, porque si algo hace bien Víctor del Árbol es escribir sobre aquello que pertenece a la condición humana y no le es ajeno.

Esta historia es su particular “Corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad: “Una experiencia llevada un poco, y solo un poco, más allá de los hechos reales”. En este caso, tal vez, más acá. 

Una experiencia que no te dejará indiferente sino todo lo contrario.

Victor del Árbol presenta.

VÍCTOR DEL ÁRBOL PRESENTA “LA VÍSPERA DE CASI TODO”
VICTOR DEL ÁRBOL, “POR ENCIMA DE LA LLUVIA”

Antes de los años terribles, por Mariola Nos

Sabía por Víctor que el siguiente tema para su novela iba a ser el de los niños soldado. Me lo dijo un 28 de octubre de hace un par de años cuando vino a presentar, en la que entonces era mi librería, su última novela “Por encima de la lluvia”. Me acuerdo perfectamente del momento. Bajábamos por las escaleras de la segunda planta con prisas, porque esa noche no podía quedarse en Vinaròs y tenía que volver a Barcelona. “Los niños soldado, Mariola. Cambio de registro y estoy muy en ello, ya verás”. Y justo en ese momento pensé que era un tema para él, aunque no se lo dije. Y explico el porqué.

Sumergirse en la literatura del Víctor del Árbol es adentrarse en situaciones y personajes profundos. Por encima del género donde se le quiera situar, normalmente la novela negra, siempre ha destacado su lado existencialista. Personajes complejos y situaciones límites que obligan a la reflexión. Y no ha tratado temas precisamente fáciles: memoria histórica, maltrato o Alzheimer son algunos ejemplos sustrato de la disertación entre el bien y el mal, la condición humana y los temas fundamentales de la vida de los que a Víctor le gusta escribir, cuestionar y reflexionar. Añade a ello, un buen ritmo, una prosa cuidada y unas referencias y descripciones que te hacen vivir la novela en primera persona. Lo que los personajes sienten, viven o padecen, es lo que tú sientes, vives o padeces. Su historia, se convierte en la tuya. Hasta el final.

Así sucede en esta, su última novela. Antes de los años terribles.

«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

Esta es la historia de Isaías Yoweri, un hombre condenado a olvidar que representa y es la voz de todos esos niños que el ejército Ugandés denominado LRA, dirigido por el iluminado Joseph Kony (acusado por crímenes contra la humanidad y todavía hoy en paradero desconocido) secuestró para convertir en soldados o esclavos sexuales robándoles así su infancia y sumergiéndolos en un horror difícil de asimilar por aquellos que estamos en el otro lado de la vida.

Denunciado este horror en el 2012 por el colectivo “Invisible Children”, Victor del Árbol se suma a estas voces contando una historia que tiene casi todo de real, de la manera que mejor sabe hacer, novelándola. Y es así como consigue que empaticemos con todos los Yoweri existentes. Pero no solo con ellos sino también con una sociedad que ha sufrido y sufre el horror máximo.

Conoceremos la tragedia y la dicotomía moral de esos niños, que son en principio víctimas y que llegan a convertirse en verdugos, de la mano de Isaías, de su hermano Joel, de su amada Lowino y de otros personajes que nos enseñaran la dificultad para elegir el bien en un entorno que viene de por si determinado por el mal. Y entenderemos también la heroicidad de aquel que lucha por huir de la atrocidad. La fuerza interior que es necesaria para no rendirse.

Y es así, contándonos además la historia en dos planos temporales que significan el presente y pasado del protagonista, como Víctor del Árbol nos hace reflexionar una situación que espacio temporalmente nos es tan cercana y que en cambio resulta, para la mayoría, tan invisible.

Me creo al escritor, cuando comenta que África lo eligió a él y no al revés. Me creo totalmente que no pudiera no escribir esta historia cuando se entero de su existencia. Este es un tema del que él puede escribir, claro que si, porque si algo hace bien Víctor del Árbol es escribir sobre aquello que pertenece a la condición humana y no le es ajeno.

Esta historia es su particular “Corazón de las tinieblas” de Joseph Conrad: “Una experiencia llevada un poco, y solo un poco, más allá de los hechos reales”. En este caso, tal vez, más acá.

Una experiencia que no te dejará indiferente sino todo lo contrario.

+ enlaces:

VÍCTOR DEL ÁRBOL PRESENTA “LA VÍSPERA DE CASI TODO”

VÍCTOR DEL ÁRBOL A L’ESPAI MARIOLA NOS.

https://www.planetadelibros.com/autor/victor-del-arbol/000040255

VÍCTOR DEL ÁRBOL PRESENTA “POR ENCIMA DE LA LLUVIA”

DISSABTE 28 D’OCTUBRE A LES 19:30 HORES

Víctor del Árbol estuvo en Espai Mariola Nos  presentado “La víspera de casi todo”, la novela con la que ganó el Premio Nadal y que nos cautivó. Podemos ya confirmar que el autor volverá a la librería Espai el día 28 de octubre. Estamos contentísimos y deseando leer su nueva novela. Advierto que todavía no está en las librerías…pero estamos deseando leerla. De momento, esto es lo que sabemos. Un avance hecho par la editorial y por el mismo autor. Gracias Víctor!

VÍCTOR DEL ÁRBOL

“Hay cientos de frases hechas, verdades o placebos, sobre lo que significa vivir. Seguro que cada uno de nosotros tiene un ejemplo a seguir o un modelo que no desea imitar. Porque, la vida, a fin de cuentas, no va de teorías ni de enunciados, sino de experiencias.
Pienso que no existe una fórmula mágica para tener una vida plena, que la única cierta es la que nos funciona. Conozco a personas que no se cuestionan las cosas, y dicen ser felices. No esperan grandes acontecimientos, no aspiran a demasiado, se ciñen a la realidad cotidiana, lo hacen lo mejor que pueden y deciden que, a fin de cuentas, vivir solo es un accidente al que hay que sobrevivir sin demasiados sobresaltos. 
Otros, en cambio, necesitan comprender la naturaleza de este milagro improbable, no siempre sencillo, caótico y doloroso, pero irrepetible que significa estar aquí, respirar, sentir…Y no se conforman con menos de todo. Necesitan “saber” y poner a prueba sus límites. 
Alguien con muchas vidas a cuestas me dijo hace un tiempo que el único oficio en el que no se alcanza la maestría es en el oficio de vivir. Porque siempre hay algo nuevo, un reto, un desafío, un quiebro inesperado, un momento que jamás habríamos imaginado. A lo mejor que podemos aspirar es a vivir intensamente. Abiertos al destino, a la sugerencia, a lo imposible, romper los paradigmas, ir a fondo en todo, experimentar lo que se nos ofrece, sentir cuanto podamos, creer que cada minuto, incluso los más oscuros, nos están conduciendo hacia alguna parte. 
Con mucha suerte, nuestro camino será lo suficientemente largo y fructífero para aprender algo de nosotros mismos. Y nuestro triunfo sobre la muerte será mirar atrás al final de nuestros días y pensar, ¡qué coño! lo he disfrutado. Ha valido la pena.
¿Por qué os cuento todo esto? Porque ya empiezan a llegar los compromisos de presentación y promoción de “Por encima de la lluvia” a partir de septiembre: Madrid, Bilbao, Barcelona, Pamplona, Granada, Valencia… aunque todavía no esté en las librerías. Porque recibo muchos correos vuestros animándome, deseándome lo mejor y porque, a pesar de todo esto y aunque nunca antes había sentido tanta expectación, me siento al principio del camino. Otra vez, dispuesto a creer que sucederá lo extraordinario. 
Es mi elección. Porque me apasiona este oficio en el que uno siempre es aprendiz, tenga diez o tenga ochenta años. Donde la experiencia es un grado pero no es ninguna garantía. 
Por eso me hace tanta ilusión volver a la carretera, a las geografías de nuestra tierra, a los encuentros, a las risas y las complicidades.”

Buena vida. Víctor del Árbol

“POR ENCIMA DE LA LLUVIA”

Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es definitivo mientras queden ilusiones que perseguir.

Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante.

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes.

Pasado, presente y futuro se entremezclan en este viaje desde Tánger en 1955 hasta Mälmo en 2014, metáfora de un viaje mucho más importante: el de vivir siempre intensamente.

Col·labora:

AJUNTAMENT DE VINARÒShttp://www.vinaros.es/

CA MASSITA FORN DE PA: https://www.facebook.com/camassita/

GRAN HOTEL PEÑÍSCOLA ****: http://www.granhotelpeniscola.com/

LA BODEGUETA DE SANT VICENT: https://www.facebook.com/bodegueta/

LO QUE FUE “LA VÍSPERA DE CASI TODO”

VÍCTOR DEL ÁRBOL A L’ESPAI MARIOLA NOS.

PRESENTACIÓ LA VÍSPERA DE CASI TODO DE VÍCTOR DEL ÁRBOL Víctor del Árbol va presentar el dissabte passat en la llibreria Espai Mariola Nos la seva última novel·la, La Víspera de casi todo, guardonada aquest any amb el premi Nadal. De Barcelona (1968) i amb una curiosa vida personal, exseminarista i exmosso d’esquadra, va cursar estudis d’Història en la Universitat de Barcelona i va ser col·laborador al programa radiofònic «Catalunya sense barreres» (Ràdio Estel, ONCE).  És un dels autors espanyols contemporanis que en aquests moments més estan interessant fora de les nostres fronteres.

La seva primera obra, “El peso de los muertos”, va guanyar el premi Tiflos de Novel·la en 2006. “La tristeza del samurái” 2011, que en l’actualitat està traduïda a una desena d’idiomes (Holanda, Polònia, Romania, Macedònia, Israel, Itàlia, França, Estats Units, Brasil, Xina continental) ha estat supervendes a França, on va ser recompensada amb Li Prix du polar Européen 2012 a la millor novel·la negra europea que atorga la prestigiosa publicació francesa «Li Point» en el festival de Novel·la Negra de Lió, a més d’aconseguir li Prix QuercyNoir, el Premi Tormo Negre 2013 i Li gran Prix de littèrature policière en 2015. “Un millón de gotas”, precedeix a la Víspera de casit todo, que és on ens situem.

El brutal assassinat d’Amanda, una nena de deu anys, uneix les vides dels dos protagonistes principals: la seva mare Paola i el policia que resol el cas (d’una manera no massa ortodoxa), Germinal Ibarra. El seu passat i el seu desig de fugir d’ell i poder començar de nou (o no), els porten fins al lloc més recòndit de la costa gallega, a Costa da Morte (una espècie de Macondo) enllaçant definitivament les seves vides amb les d’altres personatges (tots igual d’importants) també turmentats per les seves circumstàncies i el seu passat, del que alguna manera no poden fugir. Vides al límit que es troben la fi del món, el lloc on ningú pot trobar-te, on les vides es viuen per a un mateix, calladament. On un pot desaprendre per aprendre el que pot ser.

La víspera de casi todo no és una novel·la negra o policíaca solament, sinó que és una novel·la també existencial, en el sentit que ens parla d’emocions que van més enllà de la raó o de l’instint. Una novel·la de personatges que, d’alguna manera, s’han vist empesos a ser el que són, quan volien, en realitat, ser una altra cosa. Paola, la dona de classe alta, condicionada pel que s’espera d’ella i que volia ser fotògrafa i viatjar per Llatinoamèrica. El policia, Germinal Ibarra, que volia ser escriptor i mai va poder acabar de llegir l’Ulisses de Joyce. La mestra, Dolores, que fuig del seu destí. Maurici, reflectit en l’horror de la dictadura argentina pel poeta Juan Gelman, el seu fill Daniel…

El primer que se’m va veure al capdavant quan estava llegint el llibre va ser… Qui és Víctor del Árbol? Els estudis d’història m’ajuden a comprendre tot el tema de la memòria històrica que és una característica de les seues novel·les. Els vint anys com a mosso d’esquadra m’ajuden a entendre la sordidesa del món que descriu a vegades. La ficció neix de la realitat. I suposo, que els cinc anys com a seminarista expliquen, d’alguna manera, el bagatge filosòfic de la novel·la. Grans desercions sobre el bé i el mal, sobre la condició humana, sobre les seues emocions, sobre la seua existència, sobre com les persones normals portades al límit poden convertir-se en persones excepcionals. És Víctor del Árbol una persona que sens dubte s’ha plantejat les qüestions fonamentals de la vida.

A destacar, també la prosa tan acurada de l’autor, tant d’agrair, especialment en els moments descriptivament més durs. Pràcticament tot metàfora. Parlem de meta literatura i simbolisme. Referencies a llibres, música, pintura, escultura i poesia que són fonamentals sembla, també en la seua vida.

La Víspera de casi todo simbolitza allò que gairebé pot ser. El moment anterior a tot allò que podríem ser si deixéssim de ser el que som.

Víctor del Árbol ens va confirmar que és cert que la seva mare el deixava de ben menut a la biblioteca quan treballa. Llavors, li agrairem a ella poder gaudir de la seua literatura.
I a ell, el policia que, com Germinal Ibarra,  volia ser escriptor  i ho ha aconseguit, donar-li les gràcies per una gran tarda de presentació.
Un gran llibre digne del premi nadal que recomano a tothom. Si no heu descobert aquest escriptor, ara teniu l’oportunitat de fer-ho.

Traduit al català per Núria Parés com a “Abans de gairebé tot”.

Per problemes tècnics no tenim l’entrevista i presentació gravada, però si un tall de veu que us adjuntem.

PRESENTACIÓN “LA VÍSPERA DE CASI TODO” DE VÍCTOR DEL ÁRBOL”

Víctor del Árbol presentó el el pasado sábado en la librería Espacio Mariola Nos su última novela, La Víspera de case todo, galardonada este año con el premio Nadal. De Barcelona (1968) y con una curiosa vida personal, ex-seminarista y ex-mosso de escuadra, cursó estudios de Historia en la UniversiDat de Barcelona y fue colaborador al programa radiofónico «Cataluña sin barreras» (Radio Estrella, ONCE). Es uno de los autores españoles contemporáneos que en estos momentos más están interesando fuera de nuestras fronteras.

Su primera obra, “Lo peso de los muertos”, ganó el premio Tiflos de Novela en 2006. “La tristeza del samurái” 2011, que en la actualidad está traducida a una decena de idiomas (Holanda, Polonia, Permanecía, Macedonia, Israel, Italia, Francia, Estados Unidos, Brasil, China continental) ha sido superventas en Francia, donde fue recompensada con Li Prix lleva polar Européen 2012 en la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicación francesa «Le Point» en el festival de Novela Negra de Lyon, además de conseguir le Prix QuercyNoir, el premio Tormo Negro 2013 y Li grande Prix de littèrature policière en 2015. “Un millón de gotas”, precede a la Víspera de casit todo, que es donde nos situamos.

El brutal asesinato de Amanda, una niña de diez años, une las vidas de los dos protagonistas principales: su madre Paola y el policía que resuelve el caso (de una manera no demasiada ortodoxa), Germinal Ibarra. Su pasado y su deseo de huir de él y poder empezar de nuevo (o no), los traen hasta el lugar más recóndito de la costa gallega, a Costa da Morte (una especie de Macondo) enlazando definitivamente sus vidas con las otros personajes (todos igual de importantes) también atormentados por sus circunstancias y su pasado, del que alguna manera no pueden huir. Vidas al límite que se encuentran el fin del mundo, el lugar donde nadie puede encontrarte, donde las vidas se viven para un mismo, calladamente. Donde uno puede desaprendrer para aprender el que puede ser.

La víspera de case todo no es una novela negra o policíaca solamente, sino que es una novela también existencial, en el sentido que nos habla de emociones que van más allá de la razón o del instinto. Una novela de personajes que, de alguna manera, se han visto empujados a ser el que son, cuando querían, en realidad, ser otra cosa. Paola, la mujer de clase alta, condicionada por el que se espera de ella y que quería ser fotógrafa y viajar por Latinoamérica. El policía, Germinal Ibarra, que quería ser escritor y nunca pudo acabar de leer Ulises de Joyce. La maestra, Dolores, que huye de su destino. Mauricio, reflejado en el horror de la dictadura argentina por el poeta Juan Gelman, su hijo Daniel…

El primero que se me vio al frente cuando estaba leyendo el libro fue… Quién es Víctor del Árbol? Los estudios de historia me ayudan a comprender todo el tema de la memoria histórica que es una característica de sus novelas. Los veinte años como mozo de escuadra me ayudan a entender la sordidez del mundo que describe a veces. La ficción nace de la realidad. Y supongo, que los cinco años como seminarista explican, de alguna manera, el bagaje filosófico de la novela. Grandes deserciones sobre el bien y el mal, sobre la condición humana, sobre sus emociones, sobre su existencia, sobre como las personas normales portadas al límite pueden convertirse en personas excepcionales. Es Víctor del Árbol una persona que sin duda se ha planteado las cuestiones fundamentales de la vida.

A destacar, también la prosa tan esmerada del autor, tanto de agradecer, especialmente en los momentos descriptivamente más duros. Prácticamente todo metáfora. Hablamos de meta literatura y simbolismo. Referencias a libros, música, pintura, escultura y poesía que son fundamentales parece, también en su vida.

La Víspera de case todo simboliza aquello que casi puede ser. El momento anterior a todo aquello que podríamos ser si dejáramos de ser el que somos.

Víctor del Árbol nos confirmó que es cierto que su madre lo dejaba de pequeño en la biblioteca cuando trabaja. Entonces, le agradeceremos a ella poder disfrutar de su literatura.
Y a él, el policía que, como Germinal Ibarra, quería ser escritor y lo ha conseguido, darle las gracias por una gran tarde de presentación.
Un gran libro digno del Premio Nadal que recomiendo a todo el mundo. Si no habéis descubierto este escritor, ahora tenéis la oportunidad de hacerlo.

Traducido al catalán por Núria Parara.

Por problemas técnicos no tenemos la entrevista y presentación grabada, pero si un corte de voz que os adjuntamos.

 

FOTOS: DOLORS CERVERA

https://www.espaimariolanos.com/gallery/victor-del-arbol-presentacio-llibreria-espai/

 

Col·labora:

AJUNTAMENT DE VINARÒShttp://www.vinaros.es/

CA MASSITA FORN DE PA: https://www.facebook.com/camassita/

CA MASSITA

GRAN HOTEL PEÑÍSCOLA ****: http://www.granhotelpeniscola.com/

GRAN HOTEL

RESTAURANT RAFEL LO CRISTALERO: http://www.rafellocristalero.es/

RAFEL

 

 

VÍCTOR DEL ÁRBOL PRESENTA “LA VÍSPERA DE CASI TODO” (PREMI NADAL 2016). LLIBRERIA ESPAI MARIOLA NOS. VINARÒS. 8 DE JULIOL A LES 19:30H.

Víctor de Árbol va néixer a Barcelona en 1968. De menut volia ser major, com tots els nens. Afaitar-se, com el seu pare, parlar com ell. Fins i tot ha copiat el seu estil de lletra. Però a diferència d’ell, que no li apassionava la literatura, Víctor des de petit volia ser escriptor per explicar les històries que tenia en el cap. La biblioteca era un dels seus espais preferits, on li deixava la seva mare mentre anava a treballar per netejar casa a Barcelona.

Víctor va cursar estudis en Història en la Universitat de Barcelona, sense concloure’ls, i va col·laborar dos anys com a locutor i col·laborador al programa radiofònic de realitat social «Catalunya sense barreres» (Radio Estel, ONCE). A nivell laboral, va treballar com a funcionari de la Generalitat des de 1992 fins a 2012.

OBRA:

En 2011 va publicar “La tristeZa del samurái” (Editorial Alrevés), que ha estat un èxit nacional i internacional. Traduïda a una desena d’idiomes (Holanda, Polònia, Romania, Macedònia, Israel, Itàlia, França, Estats Units, Brasil, Xina Continental) i best seller a França, compta amb el reconeixement de la crítica i de nombrosos premis. Entre ells, Li Prix du polar Européen 2012 a la millor novel·la negra europea que atorga la prestigiosa publicació francesa Li Point en el festival de Novel·la Negra de Lió, li Prix QuercyNoir, el Premi Tormo Negre 2013 i Li gran Prix de littèrature policière en 2015.

Al gener de 2013 publica la seva novel·la “Respirar por la herida” finalista a la millor novel·la estrangera en el festival de cinema Negre de Beaune, finalista en l’II Premio Pata Negra de Salamanca, finalista a la millor novel·la negra 2014 que atorga el festival VLNC. Traduïda al francès, la prestigiosa editorial Rosenbloom (Scribe) ha adquirit els drets d’edició en anglès per a Austràlia, New Zeland, UK i USA. Igualment s’han venut drets de traducció a Polònia (Editorial DRAGGA) i Bulgària.

El 13 de maig de 2014 publica “Un millón de gotas” (editorial Destin0) Una setmana després de sortir a la venda, s’esgota la primera edició. En pocs mesos aconsegueix la 5ª edició. Al febrer de 2015 és publicada en idioma francès per l’editorial Actes Sud (col·lecció Actes Noir)

Un Millón de Gotas és triada MILLOR NOVEL·LA escrita en espanyol del 2014 per l’associació de blogueros a Espanya Creatio Club Literari. Ha obtingut l’III PREMIO PATA NEGRA ciutat de SALAMANCA 2015. I al setembre de 2015 LI GRAN PRIX DE LITTÈRATURE POLICIÈRE 2015 a França (modalitat ètrangere). Aquest prestigiós guardó, degà de les lletres franceses només ha estat guanyat anteriorment per dos autors espanyols, Manuel Vázquez Montalbán en 1979 i Arturo Pérez Reverte en 1998. També, “Un Millón de Gotas”, va ser triada MEILLEUR POLAR 2015 PRIX LIRE en la seva versió francesa (“Toutes els Vaguis de l’Océan”).

PREMI NADAL

Víctor del Árbol és el guanyador del PREMI NADAL 2016 amb “La Víspera de casi todo””.

la-vispera-de-casi-todo-victor-del-arbol-portada

Paraules textuals de Víctor: “El premi Nadal és aquest moment en el qual acceptes que en la vida existeixen moments màgics, i que cal gaudir-los sense altanería però amb la convicció dels somnis que es van complint. I fer que els meus pares se sentin orgullosos de mi. Això és el que més valoro. No hi ha èxit en el reconeixement sinó en un mateix, a vèncer cada dia les pròpies impossibilitats.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VÍCTOR DEL ÁRBOL A L’ESPAI MARIOLA NOS.

 

 

Col·labora:

CA MASSITA FORN DE PA: https://www.facebook.com/camassita/

CA MASSITA

 

 

 

 

GRAN HOTEL PEÑÍSCOLA ****: http://www.granhotelpeniscola.com/

GRAN HOTEL

 

 

 

 

RESTAURANT RAFEL LO CRISTALERO: http://www.rafellocristalero.es/

RAFEL